Hoy en día, son muchos los profesionales que quieren superar su miedo escénico y aprender a interactuar con más naturalidad y fluidez a la hora de hablar en público. Ser un buen orador es una cualidad que te diferencia de tus colegas y, a su vez, mejora tu marca personal.

hablar en público

Sin embargo, también es cierto que muchas personas pierden oportunidades de destacar y/o crecer profesionalmente por miedo a hablar en público. Pero empecemos por el principio.

¿Estás preparado para superar su miedo?

Hablar en público es mucho más que ponerse delante de un público con un micrófono, leer panfletos y apuntar con un puntero láser.

A todos nos gusta escuchar a oradores que tienen una excelente capacidad para transmitir su mensaje. También recordamos a quienes han influido en nosotros a lo largo de los años.

Tanto si es la primera vez que habla como si es un orador experimentado, aprender consejos de otros grandes oradores es esencial para pronunciar discursos que influyan, motiven y causen un gran impacto en su audiencia.

Los grandes oradores no son trascendentes, no son perfectos, de hecho, son casi imperfectos. Lo que les hace excepcionales es, su persistencia en aprovechar sus cualidades, lo que los lleva a la grandeza.

En este artículo, te mostraremos algunas técnicas para convertirte en un mejor orador y cómo hacer que tu discurso sea memorable e inolvidable.

También te mostramos cómo puede utilizar sus habilidades de comunicación para alcanzar sus objetivos.

Aprende 15 consejos para hablar en público.

Ahora que ya sabes cómo superar el miedo a hablar en público y el miedo escénico y las habilidades que necesitas para convertirte en orador, veamos cómo puedes ponerlas en práctica.

1. Memorizar lo básico

Esto tiene el efecto de crear un vacío mental en lugar de memorizar el discurso al pie de la letra, lo que puede hacer que te asustes y que tus esfuerzos se queden en nada. Es importante saber que, si te repites una y otra vez, perderás naturalidad y exagerarás.

Si creas puntos clave, historias, hechos y conclusiones sobre lo que quieres transmitir en tu presentación y te centras en los conceptos, podrás presentar tu tema con más naturalidad y facilidad.

2. Revisa tus pensamientos.

Recuerda que el miedo y el nerviosismo al hablar en público son emociones normales antes de actuar ante un público. Por lo tanto, es importante cambiar de mentalidad y centrarse en las personas de la sala en lugar de en uno mismo.

Concéntrate en ser útil y provechoso para tu público. Ten en cuenta que la gente espera obtener algún valor de ti. Si se van con uno o dos artículos nuevos, habrá merecido la pena.

3. Prepararse al máximo

Hay que prepararse bien el tema, tener claro lo que se quiere conseguir y transmitir al público una sensación de confianza y control.

Estudia a tu público, prepara el tema a conciencia, considera el impacto e identifica las áreas de oportunidad. El mensaje te dará confianza y poder.

4. Practicar todo lo que puedas.

Hablar como un experto ante un público requiere mucha práctica. Practica delante del espejo tantas veces como puedas antes de hablar. Cuanto más practiques, mejor lo harás.

5. Utilizar el efecto multimedia

Al hablar en público, los oradores saben que las diapositivas no sirven para leer, sino como apoyo visual y auditivo.

Inesperadamente, puedes incluir vídeos, melodías e imágenes interesantes. Estas estrategias pueden mejorar su presentación.

6. Respirar

Es normal sentir nervios o miedo al hablar en público, por lo que oxigenar el cerebro antes de subir al escenario puede ayudarte a calmarte. Hablar no es para ti, sino para el público.

Inhala y exhala profundamente dos o tres veces, dejando que el aire baje hasta el estómago y exhala lentamente por la boca. También se recomienda beber agua.

Notas sobre cómo hablar en público.

7. Utilizar vocabulario sencillo

Prepara tu discurso evitando un lenguaje formal o demasiado formal. La gente quiere oír un mensaje claro y directo.

Explica tus ideas con claridad y de una forma en la que te sientas cómodo hablando. Eso sí, evita utilizar un lenguaje vulgar.

8. Concéntrate en las expresiones no verbales.

Vincular el lenguaje no verbal a los mensajes estratégicos. Según Albert Melhavian, el 7% de los elementos de la comunicación personal son las palabras, el 38% el tono y el volumen y el 55% el lenguaje corporal.

Los gestos y movimientos, así como la inflexión de la voz, las muletillas, los parpadeos y la velocidad, deben tenerse en cuenta para minimizar la tensión y enviar juntos el mensaje adecuado.

En este sentido, la autofoto es la mejor técnica. Si te grabas a ti mismo, podrás observar detenidamente en qué fallas al hablar en público para que la próxima vez te muestres más seguro de ti mismo.

9. Moverse por el escenario

Moverse lentamente de un extremo a otro del escenario es una buena forma de atender a las personas que te rodean, siempre que no te excedas.

Piensa en el público en tres zonas, por ejemplo, centro y laterales. Pasea y habla con los demás por turnos.

10. Interactuar con el público antes de la presentación.

Conocer el estado de ánimo del público también te ayudará a establecer el tono más adecuado para tu discurso.

Recoger nuevas ideas de los debates previos a la presentación y considerar si pueden incorporarse al discurso lo hará más fresco y auténtico.

11. Empezar con una frase o pregunta

Una de las mejores técnicas para hablar en público es empezar con una frase o pregunta impactante que sea relevante para tu discurso.

Esta es, en mi opinión, la forma más eficaz de captar la atención de la gente y crear expectativas sobre el valor del orador.

La forma más eficaz de hacerlo es utilizar la frase “Discurso persuasivo”, que es una abreviatura de “Discurso persuasivo”.

12. Interactuar

La interacción es la forma más eficaz de atraer a la gente. Esto puede lograrse fácilmente pidiendo a la gente que levante la mano para responder a una pregunta de sí o no, o más concretamente, invitándoles a participar a través de las redes sociales.

Diseña tu presentación con algunas sugerencias impactantes que quieras establecer y publicar en las redes sociales.

Coloca estratégicamente el nombre de usuario y deja tiempo suficiente entre frases para que los usuarios puedan compartir sus pensamientos.

13. Ante un auditorio lleno

Cuando se habla en público, el contacto visual es una forma poderosa de atraer a la audiencia. En un gran escenario es difícil ver a todo el mundo, pero el mensaje es que les estás mirando a los ojos.

Empezando por las personas situadas a ambos extremos del escenario, entre 10 y 15 asientos delante de ti, simula que los miras a los ojos, alternando el movimiento de la cabeza y del cuerpo.

14. Crear oportunidades

Utiliza tu propio trabajo y experiencias vitales para evocar una profunda respuesta emocional en la gente y hacerles ver que, si actúan como tú, podrían tener una oportunidad.

Haz que la gente se sienta atraída por tus logros y, por extensión, por tus productos y servicios.

Comenta dos o tres situaciones interesantes de su presentación y se muy ingenioso para provocar la risa.

5. Cerrar con una frase o pregunta

Cualquier orador puede terminar bien una presentación, pero sólo los oradores avanzados pueden hacerlo de una forma inusual.

Al igual que empiezas tu discurso con una frase o pregunta, lo ideal es que termines con otra frase o pregunta (o la misma pregunta) para reforzar el mensaje que dejas a tu audiencia y no olvides darles las gracias.

hablar en público

Curso de Oratoria

En definitiva, la clave para ser un buen orador, aunque parezca una obviedad, es la práctica anclada a un aprendizaje significativo. Asimismo, lo recomendable es apoyarte en profesionales y especialistas en el área que te permitan desarrollar y fortalecer estás capacidades.

El aspecto más importante de nuestro curso de Oratoria es desarrollar una serie de habilidades para hablar en público y convertirse en un buen orador.

 El curso de oratoria está diseñado para entrenar y dotar al alumno de las habilidades de oratoria que necesita, según sus propias expectativas y capacidades.

En El Trampolín, contamos con un equipo de expertos capacitados que están a tu disposición para orientarte y guiarte durante este proceso de crecimiento y educación. Así que, si tienes dudas o simplemente deseas capacitarte en el área, contáctanos.